Pensamientos intrusivos: síntoma de ansiedad

Durante las últimas semanas, hemos observado en nuestras consultas de psicoterápia en esMENT un aumento de visitas dónde la demanda por vuestra parte fue trabajar las fobias por impulsión, entre otros aspectos de la salud. Debido a esto, nuestro equipo ha decidido elaborar este artículo para informaros de la forma más fiable posible y, en especial, tranquilizaros si habéis pasado por esto.

La ansiedad cursada con pensamientos de tipo obsesivo o intrusivo provoca mucho malestar a la persona que los sufre. Este tipo de pensamientos entran con fuerza en la mente de una persona, de repente y de una manera incontrolable.

Aunque la persona percibe que está teniendo pensamientos ilógicos, no puede evitar tenerlos. Puede pasar que seas consciente que estos pensamientos no tienen sentido para ti, y aun así, no puedas dejar de tenerlos.

A menudo el contenido de estos pensamientos intrusivos genera miedo en la persona, normalmente los pensamientos intrusivos hacen que sufras por:

· Miedo a perder el control
· Miedo a enloquecer

Un ejemplo: puedo tener miedo a coger un cuchillo por si en una comida familiar, siento de repente que quiero utilizarlo para hacer daño a una persona que quiero. Un pensamiento de este estilo crea pánico, ya que no va acorde a nada que una persona desee o quiera. Otros ejemplos de pensamientos obsesivos que pueden haberte surgido repentinamente:

Empujar una persona a las vías del tren
Arrojarte a las vías del tren
Cruzar por la calle y pensar en abalanzarte delante de un coche deliberadamente

Todos estos ejemplos, entre otras situaciones imaginables, causan una sensación de miedo y lleva a una persona a terminar evitando cualquier vivencia: dejar de reunirse con su família para comer. En este caso, por el miedo de tener un cuchillo cerca y perder el control. Así pues, estamos hablando de que una persona termina creyendo que sus fobias se materializarán y actuará.

Sufro pensamientos intrusivos

Estos pensamientos van totalmente en contra del propio estado de ánimo. Puede que te preguntes:
¿Cómo puede ser que piense esto si realmente no deseo hacerle daño a nadie? Si no quiero perjudicar a nadie ni a mi mismo…

¿Por qué aparecen pensamientos intrusivos?

Generan un malestar muy intenso, ya que una persona cree que en cualquier momento puede perder el control y volverse loco.

Queremos que recuerdes esto: ten en cuenta que las fobias de impulsión es que, aun siendo pensamientos recurrentes que aparecen de repente en la mente de forma intensa y repetitiva, son solo eso: pensamientos. Nunca se llevan a cabo.

Cuando la ansiedad es excesiva, es frecuente que aparezcan los pensamientos intrusivos.

Los pensamientos intrusivos suelen darse como síntoma de ansiedad, como puede que sean indicadores de otros trastornos de la personalidad donde la ansiedad es excesiva. Aparecen de forma más habitual de lo que creemos.

Dentro del espacio de terapia

Muchas veces, una persona vive en silencio con pensamientos obsesivos por miedo a comunicarse y ser juzgada o etiquetada como persona agresiva.

Como hemos explicado, una persona se considera de un modo pero tiene pensamientos contrarios a su carácter, por lo que entra en crisis consigo misma al empezar a pensar que puede estar cambiando y hacer realidad esos pensamientos intrusivos.

Cuando se está frente al terapeuta, sigue siendo bastante complicado que estos síntomas se comuniquen. Incluso dentro del espacio de terapia, la comunicación es compleja.

Por este motivo es tan importante normalizar e informar de forma fiable a las personas, de modo que se conozca qué son las fobias de impulsión, por qué se puede sufrir pensamientos de tipo obsesivo e intrusivo y tomar la decisión de visitar un psicoterapeuta para estar mejor.

Es importante tener claro que los pensamientos intrusivos forman parte de los trastornos ansiosos y no pueden convertirse ni degenerar en ningún otro tipo de enfermedad mental en la que sí se llegue a perder el juicio de la realidad.

Para que se produzca una acción debe haber una voluntad de llevar algo a cabo. En este caso, no existe dicha voluntad, sólamente se siente sorpresa y miedo ante la aparición de un pensamiento que no forma parte de tu manera de ser ni actuar.

Tratamiento pensamientos intrusivos

Si has sufrido o estás sufriendo pensamientos impulsivos, obsesiones recurrentes… y estás asustado/a, esperamos que hayas podido despejar un poco estos miedos. Buscamos informarte, tranquilizarte y ayudarte a entender que puedes estar teniendo pensamientos intrusivos por algún motivo más profundo. Cuando sientas que estás preparado/a, puedes contactar con nuestro equipo de profesionales en Mataró para empezar a tratar tu bienestar mental y emocional